Almeria Exprés

  • Diario Digital | lunes, 16 de septiembre de 2019
  • Actualizado 14:24

HUÉRCAL-OVERA

El proyecto de la Nave Polivalente se topa con numerosas deficiencias no constatadas en su momento que retrasarán su inicio

Diputación anunció en diciembre de 2016 esta dotación que ahora se enfrenta a problemas de todo tipo recogidos en el acta de replanteo y no inicio que se remitirá a la institución provincial

La alcaldesa durante su visita a la ubicación donde se construirá la Nave Polivalente.
La alcaldesa durante su visita a la ubicación donde se construirá la Nave Polivalente.
El proyecto de la Nave Polivalente se topa con numerosas deficiencias no constatadas en su momento que retrasarán su inicio

Era el día de la Lotería de Navidad de 2016 cuando la Diputación de Almería, presidida entonces por Gabriel Amat, anunciaba a bombo y platillo una Nave Polivalente para Huércal-Overa que iba a contar con una inversión de más de medio millón de euros y que iba a ser de especial utilidad para el municipio, principalmente en el ámbito deportivo. Así lo aseguraba Domingo Fernández, entonces alcalde y compañero de partido de Amat, ambos del PP, con quien se fotografió para dar cuenta del futuro proyecto. Pues dos años y medio después, que es un periodo más que respetable, la construcción de esa nave se va a retrasar porque se olvidaron algunos detalles que ahora se conocen. 

En concreto, existen cuatro torretas de alumbrado de la pista polideportiva que deben ser retiradas,  hay una caseta cubierta de unos 30 m2 que alberga un depósito de gas propano que se encuentra fuera de servicio y que ha de ser retirado y un grupo de presión que suministra agua al pabellón de deportes que deberá de ubicarse en otro lugar. Todo ello queda de manifiesto en el acta de comprobación del replanteo y no inicio que ha remitido mediante oficio la nueva alcaldesa del municipio, Francisca Lourdes Fernández, a la Diputación Provincial. Pero es que hay más.

Ya se ha encomendado a los servicios técnicos municipales la elaboración de documentación y valoración de las obras necesarias para resolver las incidencias de la manera más rápida posible

De este modo, bajo el grupo de presión se encuentra un aljibe de 80.000 litros que suministra agua al pabellón que tendrá que anularse a la vez que se retira la humedad y se reubica en el recinto del pabellón. La canalización y el contador del gas, de reciente instalación, el cuadro eléctrico para el alumbrado de las cuatro torretas, las pluviales del entorno o la retirada de la jardinería son también asuntos pendientes de resolver.  

“Somos conscientes, asegura la alcaldesa, de la necesidad de la nave para la ampliación del pabellón y las mejoras que este nuevo espacio dará a los alumnos de las escuelas, y talleres deportivos a la vez que a los deportistas de nuestro municipio, pero no podemos dejar pasar por alto todos estos elementos ya que resulta inviable comenzar las obras”.

“Una vez que se ejecuten todas estas actuaciones previas necesarias, que no estaban planteadas dentro del proyecto, añade Fernández, podrán comenzar los trabajos para la futura nave polivalente”. Ya se ha encomendado a los servicios técnicos municipales la elaboración de la documentación técnica y valoración de las obras necesarias para resolver las incidencias de la forma más rápida posible para que se inicie cuanto antes la construcción de esta nave que ya está adjudicada.