Almeria Exprés

  • Diario Digital | miércoles, 18 de septiembre de 2019
  • Actualizado 11:01

POLÍTICA

PSOE y Ciudadanos se conjuran para anteponer los intereses de Huércal-Overa a los de sus partidos

El pacto prevé tres años de alcaldesa para Francisca Fernández y el último de la Legislatura para María del Mar Meca

María del Mar Meca (izqda.) y Francisca Fernández en la rueda de prensa en la que han hecho público su pacto.
María del Mar Meca (izqda.) y Francisca Fernández en la rueda de prensa en la que han hecho público su pacto.
PSOE y Ciudadanos se conjuran para anteponer los intereses de Huércal-Overa a los de sus partidos

Huércal-Overa por encima de todo. Bajo esa máxima, tanto el PSOE como Ciudadanos se han conjurado para que su pacto de gobierno beneficie a los vecinos y vecinas del municipio. Estabilidad institucional, transparencia, participación ciudadana y eficacia en la gestión fueron algunos de los principios señalados por la alcaldesa socialista, Francisca Fernández, como coordenadas de una Legislatura de co-gobierno en la que “no va a haber ningún problema”, en palabras de su socia de Legislatura, María del Mar Meca.

Fernández, en virtud del acuerdo, ocupará el cargo tres años y Meca el último. El reto es de altura, pero tanto una como otra se comprometen a reclamar de las Administraciones, con independencia de si sus partidos gobiernan o son oposición en ellas, “todo aquello que mejore la calidad de vida de la ciudadanía”.

La alcaldesa puso como ejemplo el puente de San Isidro, un proyecto pendiente desde hace más de siete años, y en que el Ministerio de Fomento, hoy dependiente de su compañero de partido, José Luís Ábalos, tiene una implicación directa. Otra de las infraestructuras a la espera es el colegio de la zona norte que, en este caso, requiere una celeridad por parte de la Junta que recaería en una Consejería de Educación en manos de Ciudadanos.

Tanto los socialistas como la formación naranja han contado con el apoyo de sus bases, unánime en el caso del PSOE, y de sus órganos de dirección en todos los ámbitos para alcanzar el acuerdo

Es decir, de cumplirse la hoja de ruta y los buenos propósitos, la coalición tendrá también la virtualidad de tener mayor peso en las Administraciones por una u otra vía. Esa es la teoría. El acuerdo programático, que contará con una supervisión periódica por parte de los dos partidos, incide asimismo en aspectos tales como el fomento del comercio, la rehabilitación del centro y de edificios emblemáticos, el impulso de la vivienda para jóvenes o el sellado del vertedero municipal.

Tanto el PSOE como Ciudadanos han contado con el apoyo de sus bases (unánime en el caso de los socialistas) y de sus órganos de dirección en todos los ámbitos para alcanzar un acuerdo que, habida cuenta de las relaciones de las dos formaciones en el ámbito estatal, se convierte en una rareza. Sin embargo, y así quiso dejarlo claro María del Mar Meca, la libertad de la formación naranja “ha sido total” para negociar y pactar con el PSOE.